10 años de políticas activas de empleo

El Instituto Nacional de Empleo y Formación Profesional (INEFOP) fue creado por la Ley N°18.406 del año 2008, un 24 de octubre, como persona pública no estatal. Es de integración tripartita, con representantes del Poder Ejecutivo y de las organizaciones representativas de empresarios y de trabajadores, manteniendo así el diálogo social. Administra recursos fiscales y el Fondo de Reconversión Laboral.

 

Nace como un instrumento destinado a desarrollar capacitaciones que tienen por objeto mejorar las posibilidades de acceso al empleo de personas desempleadas en el mercado de trabajo, por cuenta propia o ajena, y la adaptación de la formación y recalificación para el empleo de mujeres y hombres trabajadores, así como aquellos destinados a fomentar el espíritu empresarial y la economía social.

Como señala su Ley Orgánica, el "Instituto deberá postular una visión sistémica del fenómeno del empleo y del trabajo, relevando especialmente los intereses de los sectores empleador y trabajador, así como de los sectores de la población con mayor vulnerabilidad frente a la desocupación". En este sentido, la conformación tripartita del Consejo Directivo -con cámaras empresariales, trabajadores a través del PIT-CNT y representantes del gobierno- asegura la observancia a las demandas de las diversas perspectivas del capital y el trabajo, a la vez que genera sostenibilidad y viabilidad a las políticas de empleo del Poder Ejecutivo.

El Instituto surge como respuesta a una nueva institucionalidad, luego de la Junta Nacional de Empleo (JUNAE), surgida en los 90s. Se desarrolló desde ese momento un proceso de maduración y crecimiento en estructura y funciones. Así, el primer periodo avanzó conformando equipos, se generó una nueva dinámica de relacionamiento con los proveedores de servicios de capacitación públicos y privados y se establecieron nuevas relaciones con los sectores productivos y de desarrollo social.

A partir de 2015, la nueva Administración diseñó e implementó el Plan Estratégico 2016-2019, impulsando con fuerza las políticas activas de empleo. Se incrementaron las capacitaciones para los sectores con mayor vulnerabilidad frente a la desocupación. Se puso énfasis en capacitar a los trabajadores en actividad, para mejorar sus habilidades, enfrentar los cambios tecnológicos, profesionalizar la gestión e incidir en la productividad del país.

En el marco de la línea estratégica del Ministerio de Trabajo y Seguridad Social, "Cultura del trabajo para el desarrollo", se firmaron convenios con instituciones públicas y privadas para mejorar en temas relevantes: educación, salud, competitividad, inversión y empleo.

De esta manera, el Instituto fue consolidándose, creciendo en términos de imagen institucional, posicionándose como un actor clave en el contexto laboral uruguayo.

A la fecha, además de capacitaciones, INEFOP ofrece orientación laboral, asistencia técnica para empresas y emprendimientos, garantía de crédito para emprendimientos, certificación de competencias laborales, culminación de ciclos educativos para trabajadores en actividad y en el marco de la Ley de Empleo Juvenil brinda subsidios para las diferentes modalidades de contratación.

En cuanto a la inclusión social, apuntando a una sociedad más integrada, se trabaja intensamente en la equidad de género, la discapacidad y la afrodescendencia.

Se ha avanzado en un sistema de gestión de calidad, y en 2017 se obtuvo la certificación ISO 9001.

El número de usuarios que ha mejorado sus condiciones de empleabilidad se ha multiplicado en los últimos años, logrando a fines de 2017 llegar a más de 124.000.

Por otra parte, en el cuidado eficiente de los recursos, se ha reducido sustancialmente el costo unitario por capacitado, por mejoras en los llamados a proveedores (entidades de capacitación) y en la evaluación de proyectos, entre otros factores.

Este 24 de octubre de 2018, diez años después, INEFOP ha concretado logros que lo acercan a la Visión establecida en su Plan Estratégico: "Ser la institución de referencia en la ejecución de políticas de empleo y programas de formación profesional de calidad para el sector privado, pertinentes al desarrollo del país, asesorando al Poder Ejecutivo e incorporando los lineamientos que el Poder Ejecutivo determine".

Como puede advertirse, INEFOP está en plena transformación. Es parte sustantiva de una nueva concepción de las políticas activas de empleo, con una visión integral, no fragmentada, de las políticas activas de empleo, en convergencia con el contexto de desarrollo económico y social.

INEFOP es definitivamente una herramienta de diálogo social al servicio del desarrollo del capital humano de nuestro país, a través del empleo y la capacitación de sectores vulnerables al desempleo. También es una herramienta para la mejora de las capacidades humanas de los trabajadores, para coadyuvar a la transición que producen los cambios tecnológicos en el mercado laboral y para potenciar la productividad en el Uruguay.