imagen

Comenzó el programa de formación de desarrolladores culturales

El pasado 17 de junio, en el Espacio Idea, tuvo comienzo el programa de formación de desarrolladores culturales impulsado por el Instituto Nacional de Empleo y Formación Profesional (INEFOP) en convenio con la Fundación Zelmar Michelini. La formación se extenderá hasta fines de noviembre.

 

La instancia contó con una mesa de autoridades compuesta por Eduardo Pereyra, director general de INEFOP; Sergio Mautone, director Nacional de Cultura; Edith Moraes, subsecretaria Ministerio de Educación y Cultura; Álvaro García, director de la Oficina de Planeamiento y Presupuesto; y Cecilia Michelini, directora de la Fundación Zelmar Michelini.

Desde la perspectiva de contribuir al conocimiento, apropiación, promoción y respeto de los DDHH y el sistema de valores sobre los que se sustentan, se propone brindar formación a dos grupos de personas participantes: algunas pertenecientes a la trama de agrupamientos informales y formales que gestionan expresiones culturales desde una perspectiva de movilización ciudadana; otras provenientes de otros ámbitos tales como el empresarial o la gestión cultural, para que se inserten como desarrolladores culturales en clave de Enfoque Cultural de Desarrollo (ECD) en Montevideo y zonas metropolitanas.

La propuesta está concebida desde un abordaje del desarrollo de capacidades y competencias, respondiendo a la especificidad de un rol concreto: el de desarrolladores culturales. Implicará un proceso sistemático de formación, lo que representa un aporte significativo para consolidar y ampliar el dominio de saberes, competencias y capacidades por parte de los desarrolladores culturales; contribuyendo también al arraigo de su identidad, convirtiéndose en protagonistas de primer orden en el desarrollo social.

Se implementará un programa de formación, a partir del reconocimiento y sistematización de las praxis de quienes hoy realizan una tarea en este sentido, para profundizar en sus competencias y generar condiciones y canales que permitan el interrelacionamiento de los diferentes actores culturales -públicos y privados- existentes en nuestra sociedad, con énfasis en la capital y zona metropolitana.

La modalidad de trabajo será mediante sesiones de gestión cultural práctica, mesas de construcción (equipos de trabajo) y seminarios talleres.