imagen

INEFOP y ÁNIMA presentaron aspectos generales del acuerdo firmado para la formación dual

El martes 5 de febrero, INEFOP y Ánima - Bachillerato Tecnológico, propuesta para jóvenes en situación de vulnerabilidad social de Montevideo y Canelones, presentaron los principales lineamientos del acuerdo firmado en diciembre pasado entre ambas instituciones para la implementación de iniciativas formativas que incluyen a empresas e instituciones educativas como espacios formativos.

 

INEFOP y ÁNIMA presentaron aspectos generales  del acuerdo firmado para la formación dual

Integrando la mesa principal en el Salón de Actos de INEFOP estuvieron presentes el director general de INEFOP, Eduardo Pereyra, y Felipe Migues, coordinador laboral de ÁNIMA. Fueron convocados a presenciar la instancia a instituciones vinculadas a la temática, medios de comunicación y público en general.

La ocasión propició la realización de una exposición para brindar a los presentes un abordaje sobre propuestas e iniciativas de formación dual planteadas en el proyecto. La formación en el ámbito laboral es una propuesta que incluye directamente la perspectiva del mundo del trabajo y del mundo de la educación. INEFOP, por sus cometidos y concepción tripartita, guiará y acompañará técnicamente al desarrollo de las propuestas para que las mismas estén acordes a las realidades y necesidades del mundo del trabajo y el empleo.

Representa la segunda alianza institucional impulsada entre ambas instituciones en los últimos años para apoyar en el diseño y la implementación de esta modalidad educativa innovadora.

INEFOP enfocará sus esfuerzos en el proceso de captación de empresas formadoras, la identificación y formación de los referentes educativos, los tutores de empresas formadoras, la formación de los jóvenes, el modelo de contratación de trabajo utilizado, procesos administrativos y la financiación de los productos acordados.

En la oratoria, Felipe Migues presentó los resultados de la propuesta en experiencias anteriores. Uno de los indicadores más llamativos consistió en que el 40% de los jóvenes capacitados son contratados por la empresa en la que fueron formados. Para finalizar expresó sus deseos de que esta modalidad se siga extendiendo y captando a más empresas que formen jóvenes.

Eduardo Pereyra, por su parte, indicó que actualmente existe un marco jurídico otorgado por la Ley de Empleo Juvenil que hace posible desarrollar este tipo de propuestas. El director general de INEFOP valoró las enseñanzas del trabajo en conjunto con ÁNIMA. Asimismo, señaló que las empresas deben apostar al capital humano joven y convertirlo en un actor clave del mercado laboral. Además, hizo hincapié en que la formación dual como herramienta tiene un gran potencial inclusivo. Es decir, logra la integración de poblaciones en situación de vulnerabilidad social formándolos, capacitándolos y facilitando su inserción en entornos laborales.