imagen

Profesionalizar la economía naranja nacional

Junto al Ministerio de Educación y Cultura (MEC) suscribimos un convenio para profesionalizar el trabajo de las personas que se desempeñan en sectores de la economía naranja en todo el país. Además, firmamos un acuerdo con la Asociación de Sonidistas del Uruguay y Uruguay Ilumina para la formación y certificación laboral de estos sectores.

 

Profesionalizar la economía naranja nacional

Suscribieron estos acuerdos el día 3 de febrero el ministro de Educación y Cultura, Pablo da Silveira y el director general de INEFOP, Pablo Darscht. Álvaro Reyes participó por la Asociación de Sonidistas del Uruguay y Juan Andrés Piazza por Uruguay Ilumina, representada en este acto por la Sociedad Uruguaya de Actores (SUA).

El término economía naranja, también conocido como economía creativa, refiere, según el Banco Interamericano para el Desarrollo, a las actividades que de manera encadenada permiten que las ideas se transformen en bienes y servicios culturales. El acuerdo permite formar a cerca de 500 personas que trabajen o busquen trabajar en labores técnicas de sonido e iluminación en medios de comunicación, entretenimiento y espectáculos, en todo el país.

El convenio busca crear nuevas capacidades técnicas que posibiliten una mayor circulación de producciones artísticas en todo el país; generar empleo; estimular la economía; fortalecer y profesionalizar a trabajadores que ya integran el sector de la economía naranja; elevar la calidad técnica de las producciones, así como la continuidad de su desarrollo, y permitir el diseño y ejecución conjunta de políticas activas de empleo y formación profesional.

"Gracias a este convenio podemos certificar los saberes y capacitar a quienes trabajan en las industrias creativas que aportan valor a nuestra cultura y a nuestra economía", señaló Pablo Darscht. Agregó que estas industrias son "generadoras de puestos de trabajo de calidad, de empleo y de riqueza". Hizo alusión a las líneas de acción del Instituto, a las cadenas de valor asociadas a la tecnología y al desafío que estamos viviendo como sociedad, que nos exige trabajar con el compromiso de ofrecer las competencias que requiere el mercado laboral actual.

El presidente de la Asociación de Sonidistas de Uruguay, Álvaro Reyes, destacó la importancia del convenio en cuanto a que contempla el objetivo central de la Asociación: profesionalizar el sector y brindar una oportunidad única de formación a nivel nacional. Mencionó especialmente el alcance de esta iniciativa en el interior del país, donde nunca hasta ahora se había contado con una oportunidad así.

Juan Andrés Piazza, representante de Uruguay Ilumina, definió al específico como un convenio "histórico en el rubro". Resaltó el papel fundamental que desempeñan las personas que trabajan como técnicos detrás de los escenarios, un aporte fundamental -que no siempre es tenido en cuenta- para el éxito de un espectáculo o evento. El colectivo Uruguay Ilumina surgió a raíz de la pandemia y se unió a la Sociedad Uruguaya de Actores (SUA) con la intención de colaborar en el sector.

El ministro Pablo da Silveira, al referirse a esta iniciativa "que cambiará la vida de 500 uruguayos", subrayó el fortalecimiento de las capacidades locales por su alcance nacional, como parte de la política de descentralización que lleva adelante el MEC. Aludió a la economía naranja como "una de las áreas de mayor crecimiento económico en el mundo", y en este sentido, al hacer que más personas aprovechen las oportunidades de formación, éstas podrán sumarse a un sector que está en plena expansión.

Los cursos se adaptarán al nivel de especialización y trayectoria formativa de las personas que los cursen; habrá módulos específicos para quienes se están iniciando en el rubro y otros más avanzados para quienes tengan experiencia.

Además, el convenio prevé la certificación de competencias laborales para 40 sonidistas, con el apoyo de la comisión interinstitucional Uruguay Certifica, y contempla la elaboración del perfil "iluminador" para que quienes desarrollan estas funciones puedan también certificar sus habilidades en el futuro.

Estos acuerdos surgen luego de identificar las demandas de capacitación profesional por parte de las asociaciones que trabajan en el área. Se detectó que el trabajo en estas áreas está caracterizado por pequeñas o medianas empresas con escasa división de tareas y débiles estructuras y cuenta, además, con cierto grado de informalidad. Es por esto que la capacitación y certificación de saberes cobra especial relevancia para su óptimo desarrollo en todo el país.

En el Año Internacional de la Economía Creativa para el Desarrollo Sostenible declarado por la ONU, esta iniciativa es el inicio de una serie de acuerdos MEC - INEFOP que buscan, a través de la capacitación de equipos del ámbito cultural y artístico, finalizar el ciclo de carrera artística y generar posibilidades de reinserción laboral.

La actividad pudo seguirse en vivo por YouTube INEFOP